Los aceites vegetales frente a la salud cutánea

Los aceites vegetales son extraídos por presión en frío (único procedimiento por el que los aceites mantienen intactos todos sus constituyentes y propiedades) de los frutos y semillas de diversas plantas oleaginosas.

Estos aceites vegetales, llamados “insaturados”, son materias de gran poder emoliente y rápida absorción, con propiedades dermatológicas comprobadas.

Tienen una excelente afinidad con la piel y no son oclusivos ni comedogénicos. Son la verdadera alternativa a las grasas derivadas del petróleo y de los animales y su utilización en ciertas fórmulas permite a los profesionales personalizarlas según el tratamiento.

La calidad de los aceites depende básicamente de la naturaleza de los ácidos grasos que los componen, ya que algunos de estos son indispensables para el equilibrio nutricional de la piel. El organismo no puede asegurar su síntesis, por eso se les denominó “ácidos grasos esenciales”.

 

Propiedades dermatológicas y cosméticas

Cada uno tiene su propio olor, color, carácter y propiedades (terapéuticas o cosméticas). Aunque todos presentan como propiedades generales:

  • Total afinidad con la piel.
  • Excelente compatibilidad con los aceites esenciales.
  • No producen irritación.
  • Los ácidos grasos les confieren propiedades biológicas importantes.
  • Aseguran la solubilidad y el transporte de diversos nutrientes.
  • Ejercen una acción vitamínica (A, D, E, F, K, etc…) que mantienen la salud de la piel.
  • Son emolientes e hidratantes. Al ser aplicados sobre la piel suavizan, lubrican y dan elasticidad.
  • Protegen y refuerzan el sistema de defensas de la piel.
  • Nutren la piel (en mayor o menor medida en función del tipo de aceite).
  • Penetran. A diferencia de los aceites y grasas minerales tales como la vaselina, la mayoría de los aceites vegetales penetran fácilmente en la piel. Cuando se aplican, se dispersan en finísimas gotículas, que van penetrando por las glándulas sebáceas y el sistema polisebáceo al combinarse con los lípidos cutáneos. Hay aceites vegetales de mayor y menor penetrabilidad (con más o menos residuo). Su facilidad de penetración hace que sean excelentes vehículos para las sustancias activas liposolubles.

 

¿Porqué utilizar aceites vegetales en la cosmética?

La cosmética convencional incorpora en sus formulas aceites minerales (derivados del petróleo) e hidrocarburos refinados que forman una película sobre la piel que impide la adecuada respiración celular, la termoregulación, el drenaje de toxinas y el correcto mantenimiento del balance hidrolipídico, lo cual no supone ninguna ventaja cosmética a diferencia de la cosmética natural, que combina los aceites vegetales con otras materias primas para ofrecer al consumidor texturas en forma de aceite, gel o crema que permitan una correcta función cosmética y lo más importante, que sea saludable.

Categoria: Alqvimia, Técnico - Estudios científicos
Etiquetas: .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>