Aceite de Jojoba

Las investigaciones hechas recientemente sobre la jojoba han superado con creces las mágicas propiedades que contaban de ella las ancestrales leyendas de los nativos americanos antes del descubrimiento de América. La utilizaban como alimento y medicina, aunque el uso más extendido era el de proteger la piel frente a las fuertes e intensas radiaciones propias del desierto.

La jojoba, botánicamente llamada Simmondsia Chinensis, es un arbusto originario del desierto de Sonora, en el norte de México. Pertenece a la familia Simmondsiaceae y puede llegar a los 4 metros de altura. Es considerada una planta dioica, es decir, tiene flores masculinas y femeninas. Entre mayo y septiembre florece y entre los meses de marzo y abril del siguiente año el fruto empieza a hincharse. Cuando el fruto alcanza la madurez óptima, se abre y deja caer la semilla que contiene en su interior. El cultivo de jojoba se caracteriza por su longevidad, hallando plantas de más de 100 años que aún permanecen productivas.

Seguramente debido a su origen en el desierto, la jojoba es una planta altamente resistente climatológicamente. Vive cómodamente en suelos áridos y semiáridos. Se adapta perfectamente en zonas afectadas por la sequía además de resistir también a los terrenos salinos y más bien alcalinos, típicos de este tipo de suelos.

La etimología de su nombre proviene del término “O’odham” , nombre otorgado a la población nativa americana.

 

Composición

El aceite de jojoba se extrae por presión en frío de sus semillas. Llamado vulgarmente “Oro del desierto” por su origen geográfico y el color amarillo dorado intenso que presenta. Lo más sorprendente y curioso de lo que llamamos comúnmente aceite de jojoba es que en realidad se trata de una cera líquida. A temperatura ambiente (aprox. 24ºC) es completamente fluida y por debajo de esta temperatura empieza a cristalizar pudiendo aparecer completamente sólida en las épocas de más frío. Gracias a esta capacidad física junto con su composición química, el aceite de jojoba presenta una gran resistencia al deterioro, altamente estable frente a la oxidación a lo largo del tiempo. La composición de ésta es muy compleja, aunque lo que más podemos destacar es su alto contenido en ceramidas, vitamina E y ácido linolénico.

 

Resultados cosméticos

La composición que presenta la jojoba ya sirve de preludio para comprender las infinitas y potentes propiedades que a nivel cosmético nos puede aportar:

  • Las ceramidas son las moléculas base de unas estructuras presentes en la membrana celular. Éstas son las responsables de regular la hidratación de la célula. Debido a que las ceramidas que contiene el aceite de jojoba son muy semejantes a las que contiene la propia piel hace que su aplicación resulte muy beneficiosa y eficaz. Actúan en las zonas de la piel donde más se necesita, aportando una profunda hidratación y reestructurando el equilibrio normal de la piel.
  • La vitamina E actúa como antioxidante eliminando los radicales libres, responsables del envejecimiento prematuro de la piel.
  • Por su parte el ácido linolénico es un ácido graso esencial que ayuda en la regeneración celular.

Cabellos con caspa, seborrea, muy secos o grasos, con picazón o incluso la pérdida del pelo son consecuencia muchas veces del exceso de sebum, una especie de cera que se deposita en el folículo piloso. El aceite de jojoba tiene la capacidad de penetrar en el cuero cabelludo disolviendo esta cera, regulando así la secreción sebácea para estimular el crecimiento sano y fuerte del pelo.

A nivel cutáneo, el aceite de jojoba también resulta muy beneficioso ya que penetra profundamente suavizando y protegiendo la piel según lo que necesite.Debido a su naturaleza y textura puede regular el paso de agua a través de la epidermis, aportando el brillo natural y humedeciendo las pieles más secas. Por otra parte y al igual que para el pelo, al poseer esta capacidad emoliente de la secreción sebácea repara las pieles más grasas. Muy favorable contra las espinillas, puntos negros, seborreas, irritaciones, etc. típicas de estos cutis más grasientos.

Para preparar el cuerpo para el embarazo o bien durante el mismo, también se puede utilizar el aceite de jojoba. Es un aceite vegetal totalmente inofensivo durante la gestación. Aportará mucha elasticidad a la piel de todo el cuerpo previniendo las estrías o la flacidez que puede aparecer más tarde.

Muy aconsejable su uso como desmaquillante pues elimina la suciedad disolviéndola a la vez que hidratamos profundamente el rostro.

Recurso natural y ecológico de futuro

El aceite de jojoba está despertando un gran interés mundial debido a la gran cantidad de aplicaciones y capacidades que puede aportar. Todo ello debido a esta particular característica física que presenta como cera líquida.

Se ha demostrado que puede reemplazar a los compuestos originados a partir de hidrocarburos, como el petróleo, gracias a su naturaleza y estructura química. Todo esto con la tranquilidad de estar consumiendo una fuente de energía totalmente renovable.

Esto podría dar una importante recuperación de carácter ambiental y económico a las zonas de donde procede, suelos y ambientes secos y áridos.

También se ha demostrado que puede minimizar la caza de la ballena cachalote. Animal perseguido por el esparmaceti que produce en su cabeza y utilizado tanto en la industria cosmética como en industrias de lubricantes. El aceite de jojoba puede ser un buen sustituto de este recurso de origen animal.

Por último, y otra vez por su fisiología como cera líquida, se ha utilizado como insecticida ya que aplicado en la planta, forma una fina película que actúa como barrera física entre el insecto y la superficie de la hoja.

Efectos adversos

No se han hallado efectos adversos por la aplicación del aceite de jojoba. Al tratarse de un aceite vegetal totalmente inofensivo puede utilizarse en cualquier época del año y en cualquier situación fisiológica del organismo.

Si por error ingiriéramos el aceite éste pasaría casi en toda su totalidad a través del cuerpo por medio de las heces, restando una pequeña cantidad insignificante en el organismo.

Categoria: Alqvimia, Técnico - Estudios científicos
Etiquetas: .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>