La Piel en Invierno

LOS 10 PUNTOS FUNDAMENTALES PARA CUIDAR LA PIEL EN INVIERNO:

1. Prevenir y combatir la deshidratación acentuada por el frío. Hay que elegir una buena crema hidratante y sérums o extractos específicos para el cuidado de día y de noche. Para ello debe tenerse en cuenta que el producto contenga componentes “humectantes”, que retengan el agua dentro de la piel (como los aceites vegetales) y componentes que sirvan de barrera para impedir la pérdida de agua epidérmica.

2. Disminuir las arrugas superficiales empleando cosméticos que contengan nutrientes y activos específicos para tal fin.

3. En el caso de arrugas profundas hay que recurrir a una cosmética de tratamiento más profunda capaz de rellenar las arrugas haciéndolas menos perceptibles  y disminuir el tono muscular.

4. No debemos olvidar la protección solar, también en invierno, pues exposiciones excesivas pueden desencadenar igualmente en un fotoenvejecimiento prematuro y un incremento de los radicales libres oxidativos.

5. Una ingesta adecuada de complementos orales a base de vitaminas antioxidantes del grupo A, B, C y E, así como una alimentación y dieta rica en estos componentes, puede relantizar considerablemente los efectos del envejecimiento.

6. En caso de manchas cutáneas es imprescindible utilizar un cosmético despigmentante y que permita unificar el tono facial. Este cosmético puede integrarse y usarse perfectamente en combinación con el tratamiento cosmético habitual.

7. No debemos olvidarnos tampoco de limpiar cuidadosamente nuestra piel, tanto por la mañana como por la noche. Debemos utilizar para ello un producto de limpieza cutánea suave, que no incremente la agresión diaria ocasionada por el frío.

8. Evitar en la medida de lo posible los cambios bruscos de temperatura al pasar de un ambiente caldeado por la calefacción al aire libre, con temperaturas muy bajas, pues ello aumenta la posibilitad de aparición de vasos dilatados con rojeces inestéticas.

9. Disminuir la ingestión de alcohol y el consumo de tabaco pues, junto con el frío, disminuyen la vascularización cutánea con lo que aumentan las rojeces y la deshidratación.

10. No debemos olvidar tampoco, que la época invernal es la mejor época para someterse a tratamientos de rejuvenecimiento cutáneo.

Categoria: Técnico - Estudios científicos
Etiquetas: .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>